En los últimos días se ha conversado mucho sobre la incorporación de la República de El Salvador al Protocolo Habilitante de la Unión Aduanera entre la República de Guatemala y la República de Honduras.  La Unión Aduanera no es perfecta, es una etapa intermedia entre lo que tenemos ahora (que en mi opinión ya venció su vida útil) y lo que esperamos (una verdadera integración sin aduanas ni fronteras que fortalezca el libre movimiento de bienes, servicios y personas). 

Yo he sido consistente en mi mensaje pro Integración Regional y mi vocación pro libertad de mercado. Considero que el paso urgente y necesario para lograr la Integración es una Unión Aduanera en la región centroamericana. (pero una Unión Aduanera que funcione de verdad.)

Hemos visto con optimismo la Unión Aduanera entre Guatemala y Honduras, debemos aprender de este proceso y cuando lo apliquemos en El Salvador: mejorarlo.  Hemos visto con mucho más entusiasmo la posibilidad real que El Salvador se incorpore en el corte plazo, desde las declaraciones políticas del Gobierno, hasta los discursos técnicos del Ministerio de Economía.

El PIB de ES-GT-HN es de $103.34 miles de millones, representando entre el 41 y 54% de Centroamérica. (Fuente MINEC-GOES) El potencial que tenemos como triángulo norte no será aprovechado sin una Unión Aduanera que funcione.

La inversión responsable en infraestructura debe ser tomada en cuenta en los planes del gobierno.  No es posible que sigamos escuchando reclamos de los transportistas sobre la pobre infraestructura en las fronteras, en especial en los puentes que urgen de atención.  En ES-GT-HN hay 14 puertos marítimos y 8 aeropuertos internacionales… Es por ello que el Puerto de La Unión debería ser prioridad para nuestro Gobierno y para el desarrollo de la zona del Golfo de Fonseca.

Les comparto en el siguiente vínculo el documento que está disponible en la página del MINECO de Guatemala.

http://www.mineco.gob.gt/paginaUA/documents/protocolo-habilitante.pdf

 

Advertisements