Les comparto este artículo que me publicaron hace un par de semanas en El Diario de Hoy.

Artículo EDH

El triste estado de la Integración Centroamericana.

Por Lic. Fernando Bautista, Candidato a Diputado del PARLACEN por ARENA

Muchos me han preguntado por qué busqué una candidatura al Parlamento Centroamericano, pero antes de entender al PARLACEN (y la candidatura), debemos debatir a profundidad la importancia de la integración centroamericana.

El libre tránsito de los ciudadanos Centroamericanos en la región es fundamental para el desarrollo de políticas de empleo y oportunidades de educación, para impulsar el comercio e incentivar al turismo generador de divisas. Las políticas migratorias, trámites aduanales y las innumerables barreras burocráticas continúan siendo obstáculos concretos para lograr una integración que beneficie a todas las partes. Cualquiera que tenga iniciativas comerciales, o familiares en otro país de la región, puede dar fe que la integración centroamericana actualmente es un proyecto fracasado.

Los problemas geoestratégicos como el narcotráfico, la trata de personas, y el deterioro del medio ambiente, deben abordarse con un enfoque regional y en harmonía con las políticas de todos los países vecinos. El PARLACEN, que constituye un foro político “relevante” en estos debates, ha defraudado las esperanzas de integración con su inoperancia.

Desde su génesis los diputados salvadoreños al PARLACEN han sido electos por un mecanismo confuso en el que la ciudadanía no conocía a los candidatos propuestos y muchas veces no sabía que estaba votando por ellos. Gracias a las sentencias de la Sala de lo Constitucional y las reformas electorales recientes, en marzo de 2015 tendremos una tercera papeleta con las diferentes propuestas de los partidos políticos para representar a El Salvador en el PARLACEN. Debido a que nunca hemos tenido la oportunidad de votar por los parlamentarios, estos nunca han tenido que presentar su propuesta a consideración del electorado en una campaña política y mucho menos rendir cuentas por su trabajo.

Tristemente, los partidos políticos han usado al PARLACEN como un refugio para veteranos políticos y ex funcionarios. Si creemos en la integración centroamericana debemos impulsar candidaturas de personas con estudios académicos relevantes a las relaciones internacionales y la integración, con experiencia en diplomacia y gestión de cooperación, y por supuesto: candidatos que crean firmemente en la integración como una herramienta para el desarrollo. Debemos insistir a los Estados miembros y a los candidatos en esta elección, a que impulsen una reforma profunda al Tratado Constitutivo del PARLACEN y, entre otras cosas, eliminen la posibilidad que el PARLACEN sea usado para el fuero de exmandatarios.

Aunque las funciones de los diputados al PARLACEN no se limitan a legislar en materia de integración, las decisiones del PARLACEN no vinculan a sus Estados miembros. Esto presenta la principal limitante a la operatividad del Parlamento, sin embargo no debe frenar el impulso reformador de los que sí creemos en el proyecto de integración. La función de control del Parlamento como organismo del sistema de integración centroamericana tampoco se ejerce efectivamente: Se invierten muchísimos recursos provenientes de los aportes de los Estados miembros (es decir: nuestros impuestos) sin que existan figuras de rendición de cuentas necesarias en la elaboración de políticas públicas. Las 13 comisiones permanentes de trabajo no presentan resultados tangibles para justificar la permanencia de los Estados miembros en el Parlamento.

Lo fácil sería tomar la ruta de abandonar el proyecto de integración y el funcionamiento del PARLACEN, pero he asumido como reto en esta elección debatir los temas relevantes, impulsar las reformas necesarias y dignificar el sueño de Francisco Morazán de tener una región trabajando en sintonía y para el desarrollo de sus habitantes. Si no estamos dispuestos a debatir estos temas y a reformar al PARLACEN, deberíamos considerar abandonarlo. Gracias a la apertura y espíritu renovador de ARENA, me presentaré como candidato en las elecciones de marzo 2015 y, con su apoyo, trabajaré para recuperar el sueño integracionista que muchos habíamos hasta ahora dado por perdido. ###

Advertisements